Ex-coworkers

Ex-coworkers

No sé si habéis vivido fuera en algún momento, yo sí y lo que más odiaba era despedirme de la gente y volver a empezar. Cuando estas fuera y estás solo conoces a mucha gente y es más fácil conectar con ella, supongo que tienes la mente más abierta y más tiempo para dedicarle.

De repente hay gente que conoces de muy poco tiempo (en comparación a la vida vivida) y que parecen grandes amigos de siempre. Y en el coworking pasa un poco esto. Hay días que a parte de tu familia, sólo ves a tus compañeros de trabajo (más bien son compañeros de espacio) y al convivir tantas horas, aunque en el fondo no compartís más que espacio, se acaban convirtiendo en amigos.

 

Cuando un amigo se va

Y así es, inicialmente cuesta, has de conocerte, encontrar momentos, un día sabes algo de su vida que al día siguiente puedes preguntar, otro día escuchas una canción y os ponéis a hablar de música, no sé muy bien cómo ocurre, pero ocurre.

Y cuando vas al coworking con ganas, en tu zona de comfort, con el tupper preparado para tener alguna extraña y divertida conversación, recibes una llamada, un whats app, una reunión en que te dicen que se van en unos días.

 

Mayoritáriamente es para mejor, cambios de vida, de situación, y no puedes hacer más que alegrarte por ellos. Eso sí, pasas un momento de bajón, porqué ellos se van y tu te quedas en el mismo sitio pero sin ellos.

En Home Work Coworking, he de decir que hay mucha gente que sigue aquí, hay coworkers que llevan más de 4 años, será que se está a gusto. Aunque la filosofía es de movimiento, unas van y otros vienen y así ha de ser.

 

Ex-coworkers

A diferencia de cuando alguien se cambia de lugar, cuando alguien se va del coworking, sigue viviendo en la misma ciudad y eso es maravilloso, porqué no compartís el día a día, pero has ganado un amigo con el que reencontrarte, rememorar historietas y explicar las nuevas.

Un coworking es más que un espacio, es un sitio donde conocer a gente, parecida o diferente a ti, pero que te enriquece.

Despedidas

El otro día despedimos a una coworker con unas birras y se juntaron más ex-coworkers que coworkers y eso me enseñó que el coworking va más allá del negocio.

Así que si estás dudando, ven a probar, ahora tenemos nuevos espacios disponibles. Trabajarás más concentrado, podrás desconectar cuando lo necesites y tal vez descubres personas interesantes en el camino. Los seres humanos necesitamos compartir, pruébalo, no te casas con nadie, si no es lo tuyo te vas, pero si te gusta, te arrepentirás de no haberlo hecho antes.

Y finalmente, para todos los ex-coworkers de Home Work Coworking, espero que nos veamos pronto, que vengáis a hacer un café o me aviséis para una birra, queda dicho online.

By Adriana Fort