El Caloret

El Caloret

Ya llega el veranito y el ‘caloret’, por suerte este año no hemos tenido grandes disputas con el aire acondicionado y ahora hay coworkers que ya se van de vacaciones, así que ¡salvados por el cambio climático! (más vale tomárselo con humor).

Efectiviwonder, ha llegado el solsticio de verano y con él, la ‘revetlla de Sant Joan’. Diríamos que no es mi fiesta preferida, yo soy de jarana y alegría, pero los petardos me ponen en un estado de tensión que me incomodan más que un pedo atravesado (por no decir como sufren los pobres perrillos).

 

Si me pongo a hablar de fiestas, acabaré hablando del cambio climático y los plásticos y me pondré catastrófica mirando vídeos como este, en que nos auguran un verano eterno (en el mal sentido de la palabra). Creo que prefiero contaros los beneficios de pasar un veranito en Home Work Coworking y dejar la chapa para otro día que tengáis menos resaca.

Verano en Home Work Coworking

Mucha gente que trabaja en verano, no lo vive tan mal, eso normalmente es porqué no son autónomos y si trabajan en verano (que hay menos curro), luego se pillan unas ‘envidia-vacaciones’ maravillosas en septiembre.

Vale, ese no sería el caso de los autónomos como nosotros, pero en verano, se trabaja más relajado y aunque cueste recibir respuestas de los clientes, no importa, más pronto empiezas las cervecitas.

Pero vamos a ver, ¿qué beneficios hay para venir a Home Work Coworking en verano?

1) Trabajas menos horas y eres más productivo.

Ir un rato a trabajar de algo que te gusta, mola y cuando sales de casa, te pones en modo eficiente. Disfrutas cuando llegas, haces tus tareas y acabas antes para tomar algo o darte un bañito.

2) La ciudad está más tranquila que nunca.

Tal vez la playa de la Barceloneta no, pero en Diagonal, zona céntrica de empresas y currantes, no hay tanto ‘guiri’, ni tanto coche y a veces caminar tranquilamente a Home Work Coworking, hace que te sientas bien y respires mejor.

3) Sientes que no estás solo.

Currar en verano, es difícil, pero cuando te encuentras a otro coworker como tu, hay un punto de ‘compincheo’. Traer un helado de sorpresa, poneros a escuchar música o tomar un mojito, porqué ‘os lo merecéis’ son detalles que crean grandes amistades coworkeras.

4) Descuentos veraniegos

Los veranos en los coworkings vienen a ser la ‘happy hour’ de cualquier bar. En verano pocos quieren trabajar, así que en Home Work Coworking, para los currantes veraniegos hay descuento, sobretodo si te enteras porqué has leído este post. Eso sí, el descuento es solo en verano, cuando se acaba la ‘happy hour’ el precio vuelve a ser el habitual, pero entonces ya estás enganchado.

Así que amigos míos, venid a visitarnos, queremos compartir helados, encargaros algún día que reguéis las plantas y habléis con ellas, hacer un vermut bueno para ahogar ese ‘caloret’ y quién sabe, tal vez os enamoráis y os convertís en ‘homis’ anuales.

By Adriana Fort