Día del Autónomo

Día del Autónomo

Amigos lectores, hoy es el día del trabajador, ese día que en 1886 la Federación Norteamericana del Trabajo acordó para realizar una huelga general para exigir ciertos derechos como la jornada laboral de 8 horas.

En 1889, durante el Primer Congreso de la Segunda Internacional Socialista, celebrado en París, se decidió que el 1 de mayo conmemoraría en adelante la solidaridad laboral, en homenaje a los Mártires de Chicago.

Y aquí estamos, 133 años más tarde, con la paradoja del trabajador autónomo.

 

Autónomos

Soy una gran fan de ser mi propia jefa, pero ser tu jefe hace que no tengas horario laboral, que no te pongas enfermo o si te pones, la cosa empeore por un ataque al corazón.

 

En este país dan ganas de unirnos todos para hacer una huelga de autónomos y reclamar ciertos derechos. Y como últimamente estamos de elecciones, ahí van mis propuestas.

1) Pagar solo cuando trabajamos, cosa que parece surrealista hasta escribiéndola.

2) Que hacienda deje de ·$%#&·@ la marrana, por si el papel de váter de la oficina es desgrabable o lo utilizas para limpiarte el culo en tus horas libres y no cuenta como gasto.

3) Que si te pides la baja porqué te atropella una ambulancia no te persigan para que te des de alta, como si fueras un delincuente. Te sientes más culpable por pedir la baja que por robar en un supermercado.

 

La solución Coworking

Por eso amigos, los coworkings son tan maravillosos, porqué puedes solventar más de un problema como autónomo que eres.

1) No podemos cambiar la ley, pero en Home Work Coworking, puedes pagar trimestralmente, así si te das de baja algún mes porqué no hay facturas que hacer, puedes seguir desgravándote el espacio que has utilizado para hacer tu trabajo.

2) Cuando intentas desgravarte facturas en casa, aparecen muchos problemas. Aquí en el coworking, puedes desgravártelo todo sin ningún tipo de reclamación por parte de nuestra querida hacienda.

3) Si pides la baja te perseguirán, pero poder explicar a tus compañeros tus aventuras sobre el atropello de una ambulancia, no tiene precio.

 

Así trabajadoras y trabajadores autónomos de Barcelona, tenéis una solución a vuestros problemas. Venid a Home Work Coworking y veréis que ser autónomo no es tan horrible. Ahora solo falta reclamar nuestro propio Día del Autónomo, para celebrarlo por todo lo alto.

By Adriana Fort