Castañada vs. Halloween

CASTAÑADA vs. HALLOWEEN

Un día como hoy toca hablar de tradición, y he de decir que con el tiempo (será que me hago mayor), me gustan más esas tradiciones que tenía olvidadas.

En el fondo, no es que me gusten más las tradiciones, es que soy fan de celebrar cualquier cosa, mientras haya amigos, familia, comida y bebida. Y en el coworking, una razón más para celebrar y echarnos unas risas con los coworkers.

Lo que me falla de la tradición, es esa parte de no querer cambiar y adaptar la tradición a las novedades. Las castañas y los boniatos, están buenísimos, pero pretender competir con disfraces, dulces y travesuras, es de ser corto de miras.

Historia

Como suele ocurrir, la historia de las dos tradiciones no está del todo clara. Pero La Castañada y Halloween, enfocándola de forma distinta, tiene que ver con sus muertos y sus cosechas.

 

Castañada:/ Fiesta popular catalana que se celebra el día de todos los santos. Como dicen en el blog Mundisa “la Castañada proviene de una antigua fiesta ritual funeraria, vinculada con ancestrales y ya olvidados cultos paganos.”

Inicialmente se habla que la fiesta se celebraba como agradecimiento a los dioses después de la cosecha y recogida del fruto. También se relaciona con banquetes funerarios, con un sentido simbólico de comunión con las almas de los difuntos.

Halloween:/ Celebración de raíz céltica y romana. Por la parte céltica, celebraban el Samhain (final del verano), una festividad que celebraba el nuevo año y el final de la temporada de cosechas y representaba la muerte y renacimiento de su dios, al igual que lo hacían los campos y la naturaleza.

Como explican en este blog “los límites entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos desaparecían completamente”. Se cree que la gente dejaba dulces o comida a la puerta de sus casas, en la superstición de que los difuntos, se irían contentos y les dejarían en paz. El uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado.

Actualmente

Poco queda de la tradición de la castañada, más que algunos puestos de castañas (hay tan pocos que el ayuntamiento informa de donde están), y aprovechar el día de fiesta para hacer panellets con los peques (aunque luego quieren comerlos y su nivel de azúcar en sangre, hace que se conviertan en gremlins).

Halloween se impone entre la juventud y no es de extrañar, ya que es más divertido, tienes más variedad de cosas, hay disfraces, dulces y juegos y para hacer la foto de instagram, ¡es mucho más top!

Así que, si se quiere preservar la castañada, no hemos de competir con Halloween, nos hemos de unir a él. Podemos hacer Halloween, con castañas en vez de chucherías (seguro que 9 de cada 10 dentistas lo recomendarán) y si nos ponemos a mezclar, honrando a nuestros muertos, al puro estilo mexicano, que si tengo que escoger, el “día de muertos” es una de las mejores tradiciones.

Aquí en Home Work Coworking, no son muy de disfraces (no logro convencerlos), así que comeremos castañas y panellets, y a la tarde un brindis en el bar con moscatel, al pur estil català.

¡Feliz Castaween!